de 2014.

REFERENCIAS DE CONSULTA

  1. Marín-Reyes F, Rodríguez-Morán M. Apoyo familiar en el apego al tratamiento de la hipertensión arterial esencial. Salud Pública Mex 2001; 43 (4): 336-339.
  2. López-Amador KH, Ocampo-Barrio P. Creencias sobre su enfermedad, hábitos de alimentación, actividad física y tratamiento en un grupo de diabéticos mexicanos. Medicina Familiar 2007; 9 (2): 80-86.
  3. Nogués-Solán X, Sorli-Redó ML, Villar-García J. Instrumentos de medida de adherencia al tratamiento. An Med Interna 2007; 24 (3): 138-141.
  4. Organización Mundial de la Salud. Enfermedades crónicas.

ENFERMEDADES CRÓNICAS

Las enfermedades crónicas son padecimientos que lo acompañarán a lo largo de su vida. No existe un plazo definido a partir del cual una enfermedad se considera crónica, aunque generalmente se le denomina así a la que persiste o dura más de seis meses.

Las más comunes son:

  1. Diabetes
  2. Obesidad
  3. Osteoporosis
  4. Enfermedades coronarias (hipertensión arterial)
  5. Enfermedades pulmonares (asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, conocida como EPOC)
  6. Enfermedades reumáticas (artritis)
  7. Hipercolesterolemia (colesterol alto)
  8. Esquizofrenia
  9. Hepatitis C y B
  10. Tiroides
  11. Cáncer

Las enfermedades crónicas pueden tener su origen en:

La mayoría de las enfermedades crónicas no son trasmisibles, es decir, no se pueden contagiar, salvo los casos de SIDA (también considerada enfermedad crónica) y la hepatitis C. Sin embargo, eso no significa que requieran de menores cuidados, al contrario.

Las enfermedades crónicas también se consideran “silenciosas” porque gradualmente van dañando el resto de los órganos y funciones vitales del cuerpo. Por ejemplo, la mayoría de la gente sabe que si no se atiende la diabetes adecuadamente, a la larga podrían tener problemas con los riñones, la vista, amputaciones de los dedos del pie y después la pierna. En el caso de no controlar la obesidad, las personas comenzarán a sentir mareos, fatiga, taquicardia; y a la larga un infarto.

Si no se siguen las recomendaciones del médico, las complicaciones más comunes de las enfermedades crónicas son: 1) aumento del gasto en medicamentos y análisis clínicos; 2) aumento de los síntomas, efectos secundarios, dolor físico; 3) angustia, sufrimiento; 4) muerte.

Las enfermedades crónicas no sólo las padece la gente adulta, ahora nos encontramos con que muchos adolescentes y niños ya comienzan a engrosar el número de casos de diabetes, obesidad e, incluso, hipertensión arterial. De modo que es apremiante detectarlas a tiempo para poder controlarlas con mayor facilidad.

Con ese propósito, te presentamos las siguientes recomendaciones que te ayudarán a tener una vida de mejor calidad.

Aceptar la enfermedad, comprenderla y, sobre todo, apegarse al tratamiento (seguir las indicaciones de su médico) son la ruta más corta y directa de tener una mejor calidad de vida.

Atención Médica Comunitaria
Editorial Medica Latina 2012.® todos los derechos reservados.